Voy a llegar al final. Aramburuzabala

Cd. de México (26 agosto 2015).- La empresaria María Asunción Aramburuzabala aseguró que llegará hasta las últimas consecuencias legales en la denuncia por extorsión de 5 millones de dólares, de la que se dice víctima, y para defender el desarrollo inmobiliario de Rubén Darío 225.


"No me importa el tiempo que tome, no me importa lo que me tenga que gastar en abogados. Es una vergüenza que haya gente educada que haga esto, que haya gente con dinero y con posibilidades, con todo, me revuelve, me enferma, me da asco", advirtió.

El 16 de agosto, a través de su abogado, presentó una denuncia contra Teresa Adriana Pérez Romo, esposa del periodista Joaquín López-Dóriga, y cuatro personas más, quienes exigieron el dinero para no frenar la construcción de 122 departamentos.

"Si a mí me tocó en esto, que se agarre que ahí te voy, porque sí lo voy a llevar al final de las consecuencias legales que tenga que haber", sentenció.

La mujer más rica del País, de acuerdo con la lista Forbes, acusó que López-Dóriga la amenazó con destruirla orquestando una campaña de medios en su contra.

"Él me amenazó de que si yo hablaba, sabría lo que es tener el rigor de todos los medios sobre mí y me iban a destrozar, cosa que me causó un gusto infinito porque, mientras más lo publique y más lo hablen, más gente sabrá lo que ellos están haciendo", dijo.

Con 20 años como empresaria y con una tradición de tres generaciones, sostuvo, nunca ha incurrido en una mala práctica en los negocios porque tiene valores.

El 21 de agosto, REFORMA dio a conocer un video en el que Mario Alberto Becerra Pocoroba, abogado de Pérez Romo, pide los 5 millones de dólares, circunstancia que posteriormente justificó diciendo que se trataba de una negociación y no de una extorsión.

"Me queda muy clara la diferencia entre extorsión y negociación. Yo no me presto a extorsiones, porque es una cuestión de principios, son principios que aquí nunca se van a violar", indicó.

Aramburuzabala dijo que el proyecto, a pesar de que tiene toda la documentación en regla, ha sido suspendido en varias ocasiones este año por Protección Civil, el Instituto de Verificación Administrativa del DF y la PAOT, que actuaron luego de que Pérez Romo la amenazara con detener la obra.

-¿Confía en el Gobierno del Distrito Federal?
-Absolutamente, no.

-¿Por qué?
-Mi respuesta a Mancera será otro capítulo.

María Asunción Aramburuzabala fue enfática en cada palabra para dejar en claro que por una cuestión de principios no acepta ser extorsionada para facilitar a su empresa Abilia continuar con la construcción de 122 departamentos en Rubén Darío 225, Polanco.

En entrevista en sus oficinas de Las Lomas, y en presencia de sus abogados, consideró que su responsabilidad es denunciar ante las autoridades y evidenciar públicamente los actos de corrupción que no permiten el desarrollo económico en México.

"Un día llegó la señora (Teresa Adriana) López Dóriga a nuestras oficinas, vio los departamentos de la nueva torre y decidió que quería apartar tres departamentos. El valor aproximado de los departamentos sería de alrededor de 10 millones de dólares, esto lo hizo de palabra como lo hace cualquier cliente. Tiempo después llamó y dijo que no los quería y entonces mandó a llamar a Mauricio Oliver a su oficina y ahí le dijo que ella estaba completamente en contra de este proyecto y que iba a hacer hasta lo imposible por tratar de frenarlo y puso su amenaza sobre la mesa.

"Lanza su amenaza y comienzan una serie de clausuras, que es un hilo de cinco clausuras. Esto finaliza cuando la señora López Dóriga y los vecinos contratan al abogado (Mario Alberto) Becerra Pocoroba, entonces, viene el abogado y nos dice que viene un juicio de lesividad y que de lo que se trata es de dinero, que paguemos los 5 millones (de dólares).

"Guillermo Buitano, que es el director de Abilia, me informa de esto y yo le dije de ninguna manera vamos a caer en una extorsión, de ningún tipo por ningún monto, no es si es 5, si es 4, si es 1, por ningún monto ni de ningún tipo, y en ese momento yo le doy la orden de que le baje la cortina al proyecto.

"Yo pregunto varias cosas: ¿si todo lo que he hecho es tan sucio, tan ilegal, tan corrupto como se dice? ¿Cómo es posible que con la varita mágica de los 5 millones, todo cambia?".

-Ellos han intentado defenderse con el asunto de que era una negociación y no una extorsión.
-"Que se lo crea su mamá. Porque no creo que nadie más le crea eso. No había negociación. Lo que quieren es 5 millones de dólares.

"Me queda muy clara la diferencia entre extorsión y negociación. Yo no me presto a extorsiones, porque es una cuestión de principios, son principios que aquí nunca se van a violar y que así como fui capaz de bajarle el switch al proyecto y decir paro y que esto se resuelva, me voy a ir a la última instancia de lo federal.

"Aquí los señores encontraron la pared que no se va a mover, porque no me voy a mover y no voy a negociar".

-¿En qué momento usted decide salir a hablar?, la crítica de Joaquín López-Dóriga fue que él no está litigando este asunto en los medios de comunicación.
-"Que el señor López-Dóriga no se equivoque, yo no estoy litigando este asunto en medios, estoy litigando este asunto penalmente, con denuncias penales, con las personas implicadas en la extorsión y esas personas tienen nombre y apellido. Tengo abogados contratados para litigar esos temas.

"Lo que estoy haciendo es exponer públicamente su mugrero. Él me amenazó de que si yo hablaba, sabría lo que es tener el rigor de todos los medios sobre mí y me iban a destrozar, cosa que me causó un gusto infinito porque mientras más lo publique y más lo hablen, más gente sabrá lo que ellos están haciendo".

-¿En qué momento el Distrito Federal se echa para atrás y empieza la persecución de este proyecto?
- "A partir de la amenaza de Adriana López-Dóriga que ella va a ser hasta lo imposible para que nuestro desarrollo no salga adelante, en ese momento viene esta cadena de clausuras".

Acusa Becerra que Abilia amagó con video



Mario Alberto Becerra Pocoroba, abogado de Teresa Adriana Pérez Romo -esposa del periodista Joaquín López-Dóriga- y otros vecinos de Polanco que se oponen a la construcción de 122 departamentos en Polanco, aseguró que Abilia los amagó con exhibir el video de las pláticas conciliatorias que sostenían para que se desistieran de los procedimientos que tienen contra la obra.

El amago, señaló en una carta enviada a REFORMA, lo hizo Javier Coello Trejo, abogado de la empresaria María Asunción Aramburuzabala, el 15 de julio.

"(...) exigió que mis clientes dejaran por la paz todos los procedimientos iniciados, pues de lo contrario harían público el contenido de las pláticas conciliatorias que sostuvimos, las cuales, me dijeron en ese momento, habían grabado, desde luego sin mi autorización", sostuvo.

Al no acceder a esas pretensiones, añadió, dichas pláticas se dieron a conocer públicamente.

El video, en el que se ve a Becerra pedir 5 millones de dólares, fue editado para ser sacado de contexto, y la denuncia presentada contra él y sus clientes por extorsión es falsa y calumniosa, indicó el litigante.

"Así, en el contexto de pláticas conciliatorias, a petición del propio desarrollador (Abilia) y como sucede en cualquier negociación, fijé diversas posturas con la intención de lograr la solución al conflicto", afirmó.

El abogado, quien ha sido rector de la Escuela Libre de Derecho y diputado federal por el PAN, sostuvo que en este caso su actuación ha consistido en apoyar el legítimo derecho de un grupo de 11 familias a oponerse por todos los medios legales a su alcance a un proyecto que representa graves afectaciones a la sustentabilidad de la zona, a su calidad de vida y a su patrimonio.

"Mi vocación de abogado postulante me impide litigar en los medios de comunicación cuestiones que están siendo revisadas por las autoridades competentes, pero le afirmo que seguiré impulsando, con todo empeño, la defensa de intereses legales de los vecinos que tengo encomendados", dijo.