Va fisco contra directores de empresas

Va fisco contra directores de empresas
Por Ma. Dolores Ortega
Monterrey México (17 septiembre 2013).-   Por considerar que es su obligación evitar el hecho delictivo, a partir del próximo año los administradores únicos, presidentes del consejo de administración o directores generales, podrían ser acusados de los delitos fiscales en que incurra la empresa, de aprobarse la reforma hacendaria.

Con ello, serían sujetos de sanciones penales, como la privación de la libertad, advirtió Raúl González Castillo, socio legal de Pérez Góngora y Asociados.

De acuerdo a la iniciativa de reforma al Código Fiscal de la Federación, los artículo 95 A, B y C, proponen por primera vez responsabilizar de los delitos previstos en el código al administrador único, el presidente del consejo de administración o la persona o personas cualquiera que sea el nombre con el se les designe, que tenga conferida la dirección general, la gerencia general o facultades de administración o dominio.

También contempla que los profesionistas contables o jurídicos o sus auxiliares y los agentes aduanales o sus auxiliares, serán penalmente responsables de los delitos previstos en este código.

"Cuando derivado de un contrato, convenio o cualquier otro acto que implique asesoría o desarrollo de la actividad profesional, sugieran, asesoren, propongan, establezcan o lleven a cabo por sí o por interpósita persona, mecanismos vinculados con esquemas ilícitos o incumplimiento a obligaciones fiscales que deriven en un delito fiscal", indica el artículo 95 B.

González Castillo dijo que hasta las personas morales, excepto las del Estado, también serán penalmente responsables de los delitos fiscales cometidos, por cuenta o a nombre de las mismas.

El artículo 97, de la iniciativa, propone que la persona moral además de ser condenada a la reparación del daño, podrá ser sancionada de acuerdo a la gravedad del delito con una o varias penas y medidas de seguridad como: multa, decomiso, suspensión, prohibición de realizar determinadas operaciones, remoción o disolución.

"Son muy graves las nuevas medidas, es incomprensible la responsabilidad que finca al director general, quien sin darse cuenta o no de las transas que pudiera hacer el contador podría ir a parar a la cárcel", añadió.

Por otro lado, dijo que sin duda los despachos jurídico y contables serán también más cuidadosos en los servicios que prestan y a quiénes.